Ser más saludable es uno de los objetivos que las personas se plantean a la hora de un cambio en su vida. En la actualidad, existen infinidad de recursos para lograr ese objetivo de forma exitosa; ser saludable implica tener una buena condición física, fortaleza mental, buena alimentación y prestar atención al descanso. Con esos cuatro pilares se puede considerar que una persona podrá alcanzar el equilibrio y la salud.

Alimentos saludables

Una alimentación saludable propone elegir alimentos de origen natural, muy poco procesados. Muchas personas han cambiado por completo sus hábitos alimenticios consumiendo productos orgánicos y de producción consciente, libres de agrotóxicos, abandonando las proteínas de origen animal, etc.

Otras personas simplemente van sustituyendo algunos hábitos por otros, es decir, siguen manteniendo su alimentación, pero hacen cambios menos radicales; por ejemplo, sustituyendo el pan blanco por pan con fibra integral. La leche de origen animal, por leche vegetal, además de elegir la azúcar natural en vez de la azúcar procesada, y así, poco a poco van haciendo la transición hacia una alimentación más sana, sin grandes sacrificios o renuncias.

Pastelería saludable

No importa el país de origen, idioma o cultura; muchos estarán de acuerdo que la pastelería es una de las tentaciones, y lo que más cuesta controlar, a la hora de iniciar una alimentación saludable, o dieta. Los nutricionistas hoy están de acuerdo en no suprimir alimentos, sino cambiar sus ingredientes y porciones para lograr recetas más saludables.

La pastelería saludable ha logrado un espacio importante en la mesa de las personas que tiene el hábito de ejercitarse regularmente. Existen una gran variedad de recetas que permiten recrear deliciosos postres como la famosa « cheesecake » utilizando ingredientes como queso proteico, edulcorantes naturales y galletas integrales. No se trata de renunciar, se trata de sustituir y elegir ingredientes más saludables para el óptimo funcionamiento del cuerpo humano.